jueves, 17 de febrero de 2011

MIL GRACIAS

Le Tre Grazie-Rafael (1504)
He aquí, Las Tres Gracias, deberían ser MIL, una por cada vez que os asomásteis a esta ventana.
No sé pintar, ni cantar, ni danzar, ni muchas otras cosas, pero por algún lado debemos explotar.
Habéis convertido Turbutopia en la mejor y más curativa terapia que jamás hubiera podido imaginar.
Esta vez, prometo ser conciso, pero no os acostumbréis.
Comencé esta cosa por auto-prescripción facultativa, estaba   turbado,
Hoy, aunque más lúcido y sereno (poco), sigo creyendo en las utopias.
El yoga me da pereza pero tengo necesidad de evadirme.
Supongo que continuaré con mi murga un rato.
Hasta la semana que viene.
Gracias por estar ahí,
por acompañarme,
por apoyarme,
por leerme,
porque sí.

Espero sinceramente que la pirámide inversa no se refleje en el número de visitas

No hay comentarios:

Publicar un comentario