martes, 3 de mayo de 2011

SE BUSCA: ¿Justicia?

El que fue Mussolini y Sra.
Tengo que arrancar de nuevo, estaba finiquitada la turbutopiez semanal y de repente el anuncio del amerizaje de Bin Laden... En fin lo escrito, escrito está así que con toda probabilidad inauguraré Mayo con una doble ración turbutópica para quien lo quiera aguantar, además en él hablaba sobre Democracia Directa y lo sucedido hoy se podría tildar cómo justicia directa. ¿O quizás, no? Nunca me ha movido un interés por ser fiel a la actualidad y además nadie me lo exige pero creo conveniente dedicarle un rato a este asunto tan oscuro cómo inspirador.
Observo a miles de almas aplaudiendo  la muerte de un hombre, salen cual hooligan a la calle a celebrar en compañía el momento histórico, el mal ha fenecido y todos a festejarlo, hace pocos días otros actos  populares celebraban morbosamente la del hijo de otro hombre Libio y hoy me vienen a la cabeza imágenes de otros celebérrimos cadáveres cómo Mussolini (ilustrando hoy este artículo) Caucescu o Sadam Hussein, hoy algunos sólo lamentan no poder exhibir la imagen de este último ser demoniaco. Pero no todo queda ahí, en este mismo instante escucho a cancilleres, ministros, presidentes y otros jerifaltes felicitando a un país y su máximo responsable por el asesinato de este personaje.

Hay que reconocer que el ser humano nunca deja de sorprenderme y cuando expresa su júbilo ante imágenes tenebrosas cómo estas me quedo profundamente meditabundo y perplejo, pero es que debo ser bastante impresionable...

El que fue Caucescu
El que fue Sadam Hussein
Lo más asombroso del truculento asunto está por llegar, nos narran que unos tíos anónimos, en un país lejano han entrado en una casa, se han cargado a unos individuos entre los que se encontraba este, se los han llevado a un avión y los han tirado al mar. Solicito una relectura del párrafo antes de seguir leyendo...
Raro, raro, raro..Yo personalmente he visto los domingos a mediodía algunas películas televisivas de peor factura, te las tragas pero en el fondo sabes que lo visto no se lo cree ni la mujer del guionista. Con esto, no estoy diciendo que esta noticia sea falsa, y por supuesto no me voy a dedicar a armar una compleja argumentación conspiranoica, soy agnóstico hasta para crear conspiraciones, es lo malo de no creer casi nada o de dudarlo casi todo.
Observemos algunos hechos, procurando por supuesto no caer en sospechas infundadas.
Hace unos años apareció un nuevo enemigo global abstracto e invisible, el Pueblo necesitaba una cara, nos ofrecieron una foto de archivo, una tez morena, barbuda y aturbantada que venía al pelo y la asumimos. Nos dieron la representación física del Coco y a partir de ahí el terror tuvo rostro. Hoy, parte del planeta se ha rebelado contra algunos de sus dictadores y es posible, sólo posible que ya no necesitemos esa cara y que el nuevo orden que surja tras las revoluciones en los países islámicos del sur (no todos son árabes) requieran nuevas certezas y supongan otros retos diplomáticos.
Por otro lado, no sabemos si los soldados en el momento de la detención han debido acabar con la vida del malhechor en defensa propia ni por qué han decidido encender la mecha de la ofensa al Islam al optar por no respetar la tradición del entierro. En todo caso no paro de preguntarme quién da el visado de entrada en Pakistán, qué juez da el permiso para allanar el domicilio, qué tribunal autoriza la ejecución sin juicio previo y qué forense judicial levanta el cádaver para posteriormente lanzarlo al vacío. Conste en acta que son sólo preguntas, mis conocimientos de derecho internacional son escasos pero pensaba que la guerra provocada por el individuo se estaba desarrollando en Afganistán, en fin seguro que alguien me ilustra.
Por si esto fuera poco oigo que las victimas de terrorismo islámico se sienten vengadas, bueno no todas porque en Madrid una lideresa afirma que los responsables del fatídico atentado que nos heló la sangre y cambió para siempre nuestra escala de seguridades no tienen nada que ver con Laden ni con el asunto. Quizás simplemente quería dar el toque cómico a la noticia, aunque puede que sea una absoluta inconsciente, no seré yo quién lo juzgue, mejor obviar la extravagancia porque la materia que nos ocupa no es baladí.
Siempre habíamos pensado, así nos lo habían repetido una y otra vez, que muerto el perro fuera rabia, que estábamos luchando por el mundo libre y que la seguridad era la prioridad, en definitiva matar a uno garantizaba nuestra supervivencia. Sin embargo, hace pocas horas, que todos los jerarcas, empezando por nuestro responsable de interior, nos alertan de los peligros que nos amenazan y de que con toda certeza habrá represalias y debemos estar preparados para ellas. Asisto atónito a semejantes proclamas y desde luego eso no debería acobardarnos en absoluto ya que si de verdad hay un fin supremo que es el bienestar universal se debe intentar lograr sin miedo a lo que pueda acontecer pero es que la historia, tal y cómo nos la cuentan parece diseñada para lograr el máximo nivel de irritación posible en todos aquellos perturbados que en cualquier lugar sólo buscan motivos y justificaciones para perpetrar sus mácabros y dementes planes, con esto vuelvo al tema del avión, de verdad que para mí no tiene ni pies ni cabeza. ¿No hubiese sido mejor capturarle? Sin duda no es fácil, pero ¿Por qué ocultarle?
Si este personaje, ya histórico, hubiese podido defenderse en una sala podríamos haber sabido qué impulsaba sus acciones, dónde nacía su odio, cómo planificaba sus horribles actos y otros datos necesarios cómo saber cuantos de los detenidos en Guantánamo y otras prisiones, tan secretas cómo ilícitas, son realmente terroristas.
A mi siempre me quedará la duda eterna sobre el ente más opaco, incorpóreo y abstruso que ha conocido la humanidad desde los tiempos de Jesucristo y por eso temo que algunos intenten hacer de él un nuevo dios aún careciendo de certezas absolutas sobre su existencia. Hoy no hay enlaces porque es todo demasiado reciente pero sí un vídeo.



Creo que nadie podrá negarme que "Cortina de Humo" (Wag the Dog, 1997) fue una gran película con unas excelentes interpretaciones. ¿Por qué me habré acordado de ella en este momento? Lo bueno es que esta noticia ha provocado que el Madrid-Barça deje de serlo y que ya tengo el título para un nuevo éxito de taquilla: "Wanted: The day Obama killed Osama".

No hay comentarios:

Publicar un comentario