miércoles, 13 de marzo de 2013

Respeto absurdo

Uy, perdón me confundí de foto...
....Es que a mí todos los balcones me parecen iguales
Obispo de Roma, Sumo Pontífice, Santo Padre, Papa... Sólo necesitan tantos nombres aquellos que consiguieron su poder por imposición dictatorial y no por voluntad soberana del pueblo. Así fue con Francisco Franco, el Jefe del Estado, Generalísimo y Caudillo. Así es con Kim Jong-Il el Amado Líder, el Gran Dirigente. Así fue con el Duce Mussolini, Mariscal del Imperio, y con un largo etcétera que no viene al caso. Siempre me han asustado las personas con muchos cargos, suelen ser tendentes a acaparar riquezas y atenciones siendo en realidad insignificantes.

Los Castro desde su pequeña isla en medio del Mar Caribe llevan acaparando poder y protagonismo político internacional desde hace 50 años. Franco llenó plazas hasta el mismo día de su muerte y 40 años después aún es capaz de arremolinar fieles que predican embustes porque los creen a pie juntillas. Unos cuantos millones de coreanos viven inmersos en un estado de paranoia colectiva que les lleva a creer cualquier estupidez que les puedan contar sobre un mundo exterior hostil. ¿Merecen todos ellos nuestro respeto?

Hoy, 13 de marzo de 2013, muchos andan de nuevo pendientes de un absurdo protocolo medieval. En este mundo globalizado en que vivimos - excusad la redundancia pero estamos tan habituados a oírla que no creo que sorprenda - en este planeta sobrepoblado de personas y problemas pero diezmado en lo que a fauna, flora y recursos naturales se refiere, en este instante, un cuarto del planeta está atento a la decisión que tomen 115 fulanos disfrazados. Muchos creyentes se llenan la boca de fe a la par que nos exigen a los ateos respeto, debemos respetar, no tenemos derecho a la crítica ni mucho menos a la broma. Son mil y pico millones de católicos rebosantes de derechos muchos de los cuales sólo se deben a su iglesia y lo que es peor, sólo responden ante ella. Somos mil y pico millones de agnósticos o ateos que debemos respetar un montón de creencias absurdas basadas en diversas leyendas mitológicas sin ningún tipo de fundamento histórico ni sustento científico.

Yo no he podido respetar nunca a ese grupo de chalados que se inmola en un rancho mientras esperan una nave extraterrestre. No puedo respetar, al igual que tampoco lo hacen los cristianos, un sistema de elefantes, monos, dioses y diosas con múltiples brazos que escupen en la cara de la mayoría de sus fieles por no pertenecer a ninguna casta. No quiero respetar, como tampoco lo hacen los que hoy pernoctarán en la Plaza de San Pedro, a aquellos que desde sus diáfanos templos llaman a la guerra santa, claman contra los infieles o pretenden cualquier otra insensatez. El respeto es veneración pero también acatamiento y miedo, yo no siento ninguna de la tres cosas, y esto debiera ser muy "respetable". Yo sólo siento curiosidad por el fenómeno dios y cierta admiración por el arte que genera.

No encuentro pues ningún motivo para respetar un proceso de elección autoritario, sexista y discriminatorio del líder de un estado minúsculo que acoge la sede mundial de una secta multitudinaria (pero no mayoritaria). Resulta que nos reímos y señalamos con desprecio cuando el partido comunista chino o cubano elige al nuevo presidente de su república, acertamos al hacerlo, no tenemos por qué respetar una pantomima seudo-democrática diseñada para el "yo me lo guiso yo me lo como". Por lo tanto, no, no respeto que 115 ancianos se junten para definir cuál es la mejor forma de lavar el cerebro al prójimo y quién es la persona más adecuada para ello. No me da la gana callarme, no me da la gana olvidar la pederastia generalizada en el ámbito clerical, no me resigno a que estos tipos sigan viviendo en parte de mis impuestos, no consiento que no estén sometidos a las mismas leyes que nosotros y no tolero que prediquen la pobreza y sigan abrazando al poderoso y acumulando riquezas.

Hubo un tiempo en que las religiones fueron necesarias para sentar algunas bases éticas mínimas que nos "desanimalizasen" y ayudasen a construir lazos en las sociedades humanas. Ese tiempo ya pasó, nuestra formación cívica y nuestras legislaciones no requieren del miedo a la nada para luchar contra el caos. Así que no, no tengo por qué respetar la mojigatería humana aunque si la creencia en quimeras le sirve a alguien para ser más feliz yo me alegro profundamente, si sirve para hacer el bien y cooperar con el necesitado lo divulgaré y defenderé pero que nadie más me vuelva a decir lo que debo o no expresar.

He hablado mucho de respeto, quien me conoce sabe que la actitud descrita no es del todo real y me tomará por embustero, sólo diré que no miento, expongo una declaración de intenciones, hasta ahora respeté casi todo pero estoy cansado de no ser pagado con misma moneda. Lo que está sucediendo en El Vaticano es del todo ridículo y lo peor es que sus feligreses, cegados, se han adaptado a la extravagante retirada del representante terrenal de su dios, les han cambiado las reglas del juego y lo han aceptado como si nada.

Hace poco dejé de seguir en una red social las sandeces nacionalistas y ultracatólicas de un tipo que por lo visto quiere recuperar su país (Al-Andalus) para el cristianismo. No sucedió nada, simplemente, tras una broma irrelevante sobre el carné de conducir de los obispos me aburrieron sus eslóganes repetitivos y sus mandamientos de respeto, me pareció un individuo muy pesado y me fui. El piadoso católico romano del país andaluz se despidió insinuando que había desenmascarado a un rata de cloaca (yo), entonces pensé: Bueno, las cloacas no están mal, al menos ahí no hay cardenales, ellos suelen ser alérgicos a la pobreza y la inmundicia (no todos, no todos, lo sé...). Hala, querido devoto, a disfrutar del cónclave, no estés afligido en pocas horas tendrás un nuevo autócrata que dictará tu moral y destino, yo mientras tanto, con permiso del "respetable" seguiré haciendo y diciendo lo que me plazca siguiendo el único dictamen de mi conciencia. Si algún día consigues tolerarme puede que vuelva a tolerarte yo a ti, esto nada tiene que ver con el respeto.

No deja de ser curioso que cada vez que los cardenales miren arriba en busca de una paloma encuentren los bellos cuerpos desnudos que pintó Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, en todo caso esperemos que se dejen imbuir por el espíritu santo o el sentido común y elijan a alguien sensato, muy a mi pesar la figura que surja de este sainete nos acabará influyendo a todos.

Y no perdamos el sentido del humor por dios...


martes, 5 de marzo de 2013

Cinco estrellas

Cañas y fútbol: ¿Sólo eso nos revoluciona?
¡Que viene el lobo! Esto es lo que llevan gritando a diestra y siniestra los políticos de siempre, los medios de comunicación de siempre y los poderes económicos de siempre tras el desembarco en las instituciones italianas del "Movimento 5 Stelle" de Beppe Grillo. Nos alertan sin cesar del peligro de este movimiento de regeneración democrática, comparan a su ideólogo con Berlusconi (incluso con Hitler he llegado a leer), insisten en que es el principio del fin.

Entiendo perfectamente este furor anti-grillista, llevo unos años siguiendo los movimientos de Grillo y efectivamente su movimiento es muy peligroso y pone en riesgo el sistema tal y como lo conocemos. Con él y los "grillini" ocupando escaños del congreso, del senado y dirigiendo alcaldías como la de la Parma, muchos deberán huir o esconderse.

Los ciudadanos han entrado en ambas cámaras legislativas para desalojarlas y lo peor de todo es que han sido elegidos mediante un proceso de selección que a la mayoría nos resultará familiar y sin embargo en el contexto de la arena política nos parecerá extravagante. Se trataba de que cada aspirante a senador o diputado dejase sus credenciales curriculares en la web del M5S y esperase a ser seleccionado para cubrir un puesto de trabajo temporal, serían 5 años de contrato. Sólo un único requisito previo sine qua non, no haber tenido nada que ver con ninguno de los partidos políticos que se han alternado el poder en 60 años de convulsa "democracia", especialmente en los últimos 20 de la mal llamada "Segunda República Italiana". En otras palabras, para aspirar a un escaño sólo era necesario tener una formación académica contrastable y ser honrado, esto último por supuesto no se garantiza por la inexperiencia política aunque sin duda aumenta la probabilidad de éxito del proceso de selección. Temible fórmula sin duda, nuestros conciudadanos en las instituciones hablando de tú a tú al político perenne. Sí, hay que temer esta novedad pero sólo si has hecho de la política tu profesión, no tienes otro medio de vida y corres el riesgo de quedar en evidencia.

Además resulta que esta gente quiere cambiar la ley electoral.
Y la financiación de los partidos para que cada uno se pague lo suyo y no haya que pagar doble los gastos de campaña
Y limitan sus salarios a 5.000 Euros donando el resto de estipendios.
Y no participan en el circo televisivo hasta que haya garantías de transparencia.
Y van en su coche o en transporte público al trabajo.
Y utilizan YouTube para transmitir sus ideas y proyectos. ¡Y los someten a quórum! Serán locos...
Y reducen la deuda allá donde gobiernan - Parma - o tienen peso de gobierno - Sicilia.
Y acorralan a la mafia colaborando a que la administración de una región como Sicilia se convierta en un ejemplo de gestión.
Y obligan a dimitir a cualquier miembro de su movimiento condenado.
Y los cargos electos se cambian el apelativo "honorable" por el de "ciudadano".
Y someten las iniciativas legislativas a referéndum entre sus inscritos en la web.
Y sus fondos provienen del "crowdfunding".
Y sobre todo no incumplen sus promesas so riesgo de ser expulsados si así lo decidiesen los simpatizantes de esta unión ciudadana.

En efecto, como se puede observar esto es extremadamente peligroso para la supervivencia de los poderes tradicionales pero convendría no dejarse engañar, esto sólo es peligroso para ellos, para nosotros es un halo de esperanza saber que otra gestión  política es posible. Grillo grita mucho, sí, pero lo hace porque está enfadado como nosotros y decir para después hacer como se demostrará durante los próximos meses no es demagogia como pretenden algunos, demagógico es intentar propagar temores entre la opinión pública.

No deja de ser curioso observar como algunos de los que critican al M5S hasta hace poco defendían propuestas semejantes, hasta que el peso de los escasos escaños que ocupan y su torticera y liviana base ideológica les hizo sucumbir al sistema. También es extraño ver como tantos periodistas que hace no mucho loaban la iniciativa de Juan Luis Cano y sus "Vecinos por Torrelodones" ahora cargan con furia contra el M5S de Grillo. Pues han de saber que muchos mirarán con atención lo que allí sucede y se percatarán de que lo que aquí ocurrió en Torrelodones puede ser exportable al resto del territorio Español.

Sí, el Movimiento Cinco Estrellas representa el principio del fin, pero de su fin, del de todos aquellos que construyeron una dictadura disfrazada de democracia, para todos esos que hincharon sus bolsillos mientras nos llevaba a la ruina, para los que siguen diciendo que un estado social es insostenible pero sus poltronas intocables. Sin embargo, para nosotros puede ser un nuevo comienzo, estamos a tiempo de construir nuestra propia revolución ciudadana aunque por ahora en este país las únicas cincos estrellas que se mueven sean las de los botellines de Mahou que oscilan entre nuestras manos ensimismadas mientras vemos partidos de fútbol desde la barra de un bar. No debemos dejarnos llevar por la falsa creencia de que todo esto es parte de una ensoñación utópica, no lo es, sólo es cuestión de tiempo y más nos vale que sea rápido.

Estoy seguro de que antes o después tomaremos aquí también las calles y les gritaremos con convicción: ¡RENDÍOS, ESTÁIS RODEADOS! Sólo después se nos abrirán de par en par las puertas de unas nuevas Cortes Ciudadanas y empezaremos a ocupar sus sillones.